Búsqueda


9 de septiembre de 2008

¿Restaurar el Servicio o controlar los daños?

Hoy se ha hundido una gabarra en el puerto de Tarragona. Se que no tiene absolutamente nada que ver con el contenido habitual de este blog, pero cuando iba a trabajar escuchando las noticias, me dio que pensar.

El buque "gasolinera" llevaba unas 1000 toneladas de combustible dentro y se utilizaba para repartir fuel entre los barcos que estaban en el puerto, algo así como un "tele-petróleo, digame?" y toda la atención mediática se centraba en que había una fuga de combustible, en la amenaza de una marea negra y en el gran trabajo de los buzos que habían conseguido cerrar la mayoría de orificios en muy poco tiempo y a mi me vino a la cabeza una pregunta, simple, pero que los periodistas no mencionaron:

¿y ahora, cómo repostarán los otros barcos?

Vamos, que conseguir un barquito de esos para reponer el que se ha hundido seguro que no es tarea fácil y mientras tanto... ¿qué harán en el puerto de Tarragona?

Asi que luego me imaginé un sistema de almacenamiento o un SAI que revienta cuando uno menos se lo espera (de hecho, lo íbamos a cambiar el mes que viene -dijo el Responsable de Infraestructuras-) y todo se centra en restaurar el servicio y nadie se acuerda de curar los daños colaterales, daños al entorno... mientras que en este caso la cosa es al revés: toda la preocupación es controlar los daños al entorno y nadie ha hablado (públicamente, ya lo se. Seguro que hay más de uno en el puerto de Tarragona pensando en esto mismo) de cómo restaurar el servicio.

 

El CI da igual, señores... me da igual si es un barco o una manguera, pero los usuarios del puerto tienen que repostar! Lo que importa es el Servicio!!

 

PD: En absoluto es una crítica a los que han trabajado duro para arreglar el problema... sólo es una reflexión que me vino a la cabeza sobre cómo se tratan los incidentes en los diferentes entornos... las ecuaciones de contorno y las reglas para establecer prioridades son diferentes en cada casa.

6 comentarios:

Emilio dijo...

Si el servicio que ofrecía la gabarra se repone rápido, el beneficio neto que cualquier político mide, votos, es igual a cero. Pero si se tarda un minuto más o la mancha se extiende o huele a fuel en algún parque cercano, este beneficio entra en negativo muy rápido.
Esto tiene mucho sentido si consideramos a los barcos que repostan usuarios, y a los políticos clientes.

Paco. dijo...

Hola a todos.

En mi opinión, la reflexión no está mal, pero creo que son equivocados los supuestos de partida.

Desde mi punto de vista, el Puerto de Tarragona sería el equivalente a un Parque Tecnológico o Empresarial, y los barcos que entran y salen como empresas que alquilan los servicios de ese Parque.

Partiendo de este supuesto, el incidente del petrolero sería mas asimilable a que saliera ardiendo el CPD al completo. Lo primero, extinguir las llamas y contener el incendio para que no se propague a las "empresas" colindantes. Despues evaluar daños e intentar recuperar lo que se pueda.

Respecto a la restauración del servicio, en las noticias no dicen si el armador afectado tiene otros barcos petroleros (el equivalente al CPD de respaldo), con el que continuar prestando el servicio.

Si solo dispone del barco hundido, es cuestión de conocer qué ventana tiene para restaurar el servicio antes de quedar fuera del mercado (cosa que desconozco de ese mundillo del petroleo...).

Bueno, espero que con esto se anime la discusión.

Salu2.
Paco.

Anónimo dijo...

..."lo que importa es el Servicio" pero siempre dentro de una escala de valores.

Jeje, en una ocasión en el interior de un CPD de Sevilla en pleno Agosto observé que tenía activas
todas alertas de temperatura,
mientras que el personal fuera estaba en sus puestos tan fresquito y cuando me interesé por la cuestión me dicen: "lo primero son las Personas".

Saludos,
Ángel Berniz.

Anónimo dijo...

El análisis de impacto en el negocio (BIA) es una de las disciplinas que en mi opinión suele ser el talón de aquiles de muchos planes de contingencia, quizás por que los recursos que suele necesitar no son fáciles de elaborar o las preguntas suenan demasiado teóricas que da pereza tales como ¿cual seria el impacto en mi negocio de no hacerlo?, mucho mas fácil de elaborar son los flujos de comunicación, procedimientos de incidencias etc.. pero todo esto tiene poco valor cuando llega el momento de la verdad y llega la cuestión de ¿como puedo reducir o minimizar el impacto del desastre que ocurriendo ahora?. Muchos lamentan despues del desastre no haber calculado el impacto. Como muchas leyes politicas, estas se hacen en respuesta de algun incidente grave donde personas han de morir para justificar su elaboración o analisis, vease Finlandia o USA, donde todavia se cuestionan cual es la utilidad de que un cuidadano de a pie pueda conseguir facilmente subfusil de asalto.

Osselin dijo...

Interesante proceso mental. Una noticia en la radio sirve de catalizador ideólogico para entretenerse en el cómo de la optimización de una prestación de servicios.
¿Existiría un protocolo? ¿Habría que crearlo? ¿Se encarecería esa prestación de servicio? ¿Convendría un seguro sobre prestación de servicio cuyo importe permitiese la compra o renting de medios alternativos en plazo mínimo?

Lo bueno de la mente humana es que una noticia radiada produzca semejante brainstorming que seguramente será determinante en la elaboración de estrategias intelectuales que faciliten la solución de un caso posterior. La teoría de las turbulencias y de los caos armónicos siempre a nuestro servicio. Porque como diría Newton: ¿Por qué no caen las manzanas hacia arriba?

Antonio Valle dijo...

Osselin, ese es un proceso mental que me ocurre muy a menudo: algo que leo o que oigo desencadena una secuencia completa de razonamientos que hace que aparezca una idea que no tiene absolutamente nada que ver con lo primero.
Para ejemplo, este articulo sobre la Obesidad Cognitiva :-)