Búsqueda


25 de julio de 2007

La clave de la alineación

En estas últimas semanas me ha tocado hablar con varios clientes/compañeros sobre el asunto de la tan famosa y deseada alineación de las TIC y el Negocio. A pesar de que ahora la moda es decir que "no hay que alinearse, sino que hay que integrarse; que el 'negocio' somos todos", es cierto que alinear los objetivos de cada uno de los departamentos de una organización con los objetivos globales que se persiguen como organización es algo realmente necesario.

COBIT, como marco de trabajo orientado especialmente al gobierno de las TIC, nos ofrece un modelo especialmente interesante para lograr esta alineación. El mecanismo es bonito en su simplicidad:

1.-Objetivos de Negocio

Para comenzar, se obtiene una lista de los objetivos de negocio, extraidos probablemente de su Plan Estratégico (ver entrada La Madurez como prerrequisito para IT Governance ). El modelo que plantea COBIT clasifica, además, esta información según los cuadrantes establecidos para un Balanced ScoreCard ( Kaplan y Norton ).

2.- Objetivos de IT

A continuación, se definen los objetivos de IT y se relacionan con cada uno de los objetivos de negocio. Aquí estamos viendo claramente cómo contribuiremos desde IT a cumplir los objetivos de Negocio y podemos cuestionarnos claramete cualquier objetivo IT que no esté relacionado con un objetivo de negocio: si no aporta al cumplimiento del objetivo global y común, ¿para qué está?

3.- Procesos de IT

El siguiente nivel es saber qué procesos IT deben intervenir en la consecución de estos objetivos departamentales. Así podremos obtener un mapa que refleje cuáles son los principales procesos que contribuyen a cada uno de los objetivos de IT (y por consiguiente a los objetivos de Negocio).

4.- Métricas

Por último, el modelo de métricas de CobiT está pensado para definir un conjunto de indicadores que nos permitan saber cómo de bien se están cumpliendo los objetivos de las actividades que hay dentro de los procesos, cómo están contribuyendo estas actividades al cumplimiento de los objetivos del proceso y cómo están contribuyendo los procesos al cumplimiento de los objetivos de IT.

Lo que siempre me ha llamado la atención de este modelo es que, siendo la gran clave de la alineación planteada por COBIT, todo esto está "escondido" en los anexos del manual del framework, así que escapa habitualmente de la lectura diagonal que gran cantidad de usuarios de COBIT realiza.

Por último, recordar que COBIT es un framework, un marco de trabajo, algo que es una simple guía que debe ser adaptada a las necesidades concretas de cada organización. Es decir, en la lista de objetivos de negocio que se propone no están los objetivos de negocio de tu compañía, sino los que se inventó un estudioso señor de Gartner que vive al otro lado del Atlántico, en la lista de objetivos de IT no están tus objetivos de IT y en la lista de métricas no están todas las métricas que puedas necesitar.

BIBLIOGRAFIA:

CONTROL Journal (I)

CONTROL Journal (II)

1 comentario:

SaviloR dijo...

Estimado Antonio;

Agredecerte la aportación realizada con el presente post. El campo de la bien llamada "INTEGRACIÓN TI CON EL NEGOCIO", está siendo de especial importancia, dado que involucra a personal con mucho peso en las organizaciones (gerencia y dirección).

Sin embargo, es un campo con mucho camino que recorrer, ya que la cultura de gestión por objetivos, y el despliegue de los mismos a los niveles tácticos y operativos, no está muy desarrollado en nuestras inmaduras organizaciones.

Tenemos un bonito reto. Con posts como este, es más facil avanzar.

En todo caso, sería muy conveniente contar con más ejemplos que relacionen objetivos de los diferentes niveles. Esto nos permitirá mapear la realidad de nuestros entornos.

Un fuerte abrazo

Saludos