Búsqueda


14 de noviembre de 2006

El futuro de ITIL

Ya lo venía yo diciendo hace tiempo. Desde que comenzó todo el lío del Proyecto CAR se estaba viendo venir una especie de "ruptura" en el delicado equilibrio ecológico que había conseguido mantener a ITIL en el candelero durante los últimos 20 años.

ITIL no es GPL ni nada parecido, es propiedad de la corona británica. Pero quien crea, mantiene y defiende sus contenidos es, al menos hasta ahora, el itSMF, una entidad "de los usuarios y para los usuarios" sin ánimo de lucro.

Entonces, y como diría mi "gran jefe", ¿Dónde está el lucro?

El lucro está en que la Corona Británica dispone de elementos metodológicos avanzados, probados, experimentados y desarrollados por los mejores del mercado para utilizar en la mejora de su administración pública.

El lucro está en que TSO dispone de una amplísima biblioteca de libros de referencia en el sector que vende a precios de escándalo y todos se los compramos.

El lucro está en que APM cree que ha hecho un gran negocio consiguiendo el contrato para la formación y certificación oficial de ITIL para los próximos años.(y por lo tanto lo piensa rentabilizar, eso es seguro!)

El lucro está en que la gran mayoría de compañías que quieran implantar ITIL acaban contratando los servicios de proveedores de consultoría que les ayuden en la definición e imlantación de sus procesos, y de eso vivimos muchos.

El lucro está en que las compañias que lo consiguen implementar y lo hacen bien, acaban viendo sus costes reducidos en mayor o menor medida, sus servicios mejorados en mayor o menor medida o, en todo caso, las cosas más claras.

Así que ganamos todos, ¿no? pues ese es precisamente el equilibrio ecológico al que me refería.

¿Qué pasa cuando el equilibrio se rompe?

Pues simplemente que comienza de nuevo la ley de la supervivencia y las compañias hacen lo que deben hacer para asegurar su futuro.

El proyecto CAR es el mismo perro con distinto collar. En teoría no pasa nada "raro": simplemente el contrato que tenía la OGC el EXIN y con ISEB para las certificaciones, cambia de manos hacia APMG. Eso es lo que nos muestran, pero también hay algo más que se cuece de fondo: el itSMF comienza a perder (descaradamente, pero sin decirlo ni oficializarlo) el poder de desarrollo y evolución de los contenidos.

¿Quién escribirá los libros ahora?

¿Quién los revisará?

¿Quién propondrá contenidos?

Hasta ahora, en un mundo pre-Web 2.0 esa labor se realizaba desde las reuniones de comités del itSMF en todo el mundo, cientos de voluntarios pensando y aportando por el mero placer egolatra de ver su (mi, nuestro) nombre en la segunda página del libro publicado. El itSMF era necesario para agrupar a los profesionales que pudieran hacer tal tarea.

Pero ahora las cosas han cambiado. Ya no es necesario agrupar a los profesionales porque una simple llamada en una web hace que cientos de candidatos se presenten a las puertas de la OGC pidiendo participar, aportar y colaborar con cualquier proyecto ITILero, porque ITIL ya es famosa.

El primer experimento fue el ITIL Refresh Public Consultation y el segundo ha sido la llamada a candidatos para la revisión pública de los primeros cinco títulos.

Así que viendo estos movimientos, yo ya venía comentando que lo más probable era que desde el itSMF se abandonase el concepto "propietario" de ITIL (con su copyright de la Corona, y todas las limitaciones que tiene) hacia un pensamiento orientado al término ITSM (IT Service Management), pero con otro nombre porque me parece que ITSM es un palabro reservado de HP.

Porque ITIL no es todo lo que hay en Gestión de Servicios TIC.

Y hoy leo la noticia en el ITSM Portal: EXIN e ISEB se alían para hacerle un gigantesco corte de mangas a la OGC y a APMG, planteando todo un esquema de certificaciones nuevo no orientado única y exclusivamente a ITIL sino abriendo el abanico hacia otros estándares.

PRESS RELEASE
November 13 2006

BCS-ISEB and EXIN alliance
We are pleased to announce that BCS-ISEB and EXIN have formalized their alliance. On 1st November 2006 the two IT Service Management examination providers, signed a Memorandum of Understanding to fulfill the following mission:

The continual improvement of professionalism in IT Service Management.

Era de esperar, ¿no?

Si tuviera que escoger dentro de 2 años hacer una certificación que fuera el ITIL Service Manager de APMG o una que fuera la ITSM Master Guru de EXIN/ISEB, me quedo con la segunda (al fin y al cabo, siempre he defendido el eclecticismo estandaril: combinar estándares y sacar lo mejor de cada uno de ellos, como si es un estandar en el cultivo de champiñones; si tiene algo de provecho, me lo quedo!)

For many years both BCS-ISEB and EXIN have worked closely with industry experts, training providers and publishers. The alliance encourages the use of internationally recognized standards, frameworks and methodologies such as ITIL, ISO/IEC 20000, SQM, MOF, ASL, BiSL, CobiT, CMMI, Six Sigma and SFIA.

Claro está, las reacciones a semejante alianza no se han hecho esperar y desde puestos importantes del itSMF internacional se ha respaldado esta iniciativa.

Porque ITSM es mucho más que ITIL, porque ITIL está coja en muchos aspectos y porque se ha roto el delicado ecosistema, esto dará mucho que hablar en los próximos meses.

Posts Relacionados en este blog:

Noticias Importantes en el mundo ITILero (08 de Junio de 2006)

El proyecto de refresco de ITIL avanza (27 de Junio de 2006)

La vuelta al cole (16 de Septiembre de 2006)

2 comentarios:

Jorge Fernández González dijo...

Antonio..... eres un vidente, esto ya me lo dijiste en julio que podia pasar.
La has clavao, la guerra ha empezado, creo que esto no es bueno para nadie.

Luis Miguel Rosa (lrosa@itsmf.es) dijo...

Hola Antonio, estupendo artículo; la verdad es que difiero con Jorge; a mí me parecen buenas noticias, ya que los usuarios ganamos con este movimiento (en mi opinión); el hecho de que se mueva el mercado y nos ofrezcan nuevas titulaciones más integradas (el mix que tú comentabas) es una buena noticia.

Además es completamente lógico que ISEB y EXIN no estén dispuestos a pagar a alguien (que además va a ser su competidor) por examinar según los estandares que han desarrollado ellos.