Búsqueda


13 de noviembre de 2006

¿Un Fractalillo?

Debía ser el año 82 cuando me cayó en las manos un ejemplar del Investigación y Ciencia de esos que puntualmente mi padre compraba. Ese ejemplar concretamente fue el que hizo que yo comenzara un cambio importante en mi trayectoria profesional, ya que desde que tengo uso de razón hasta aquella época en la que lei el artículo del que hablo yo iba a ser biólogo. Si señor, un biólogo de bota (y no de bata) de esos que iban a explorar el mundo descubriendo y clasificando nuevos especímenes.

Pero cayó en mis manos el Investigación y Ciencia que tenía un artículo sobre los fractales, sobre el Conjunto de Mandelbrot y sus variaciones sobre los conjuntos de Julia. Me llamaron poderosamente la atención las imágenes generadas por super-ordenadores y me puse inmediatamente manos a la obra para escribir mi primer mini-mandel-programa para mi super-potente Amstrad CPC-6128 que disponía de la nada desdeñable resolución de 640x200. No me acuerdo muy bien, la verdad, pero igual tardó 2 ó 3 días en terminar la primera representación del conjunto.

Luego vinieron los gráficos orgánicos (similares a los del juego de la vida), las curvas de sierpinsky y, en general todo el mundo de los fractales que realmente me apasionaba... eso me hizo profundizar en mis conocimientos de informática (elemental, por supuesto... eran los 80 y yo apenas tenía 15 años!) y de ahí mi cambio de opinión y de trayectoria.

Luego vino mi primer SIMO, allá por el año 88 u 89. En el stand de HP había un HP9000 pintando un conjunto de Mandelbrot a velocidad de vértigo (debía tardar una hora más o menos para pintar el conjunto completo, desde -2 hasta +2).

Años más tarde, ya en Barcelona, pude acceder gracias a aquellos magníficos recursos que nos proporcionaba BIX (la red de la revista Byte), Compuserve (el embrión de lo que es actualmente Internet) y la red FidoNET (se acuerdan de lo que es una BBS?) a aquel increíble programa llamado Fractint. Me llegué a comprar una tarjeta TARGA para mi PC para poder hacer fractales a todo color (16 millones de colores en manos de un daltónico! qué valor!) y me compré (y leí y entendí y utilicé) varios libros sobre fractales y su implementación en C y C++.

El mundo de los fractales lo tenía bastante olvidado. Siempre había sido una pasión, pero esa pasión fue sustituida por otras con el paso del tiempo, hasta que este fin de semana, en un post de Tic Tac veo que el tema resurge (en realidad no se había apagado, era YO el apagado). Cuando vi la galería de imágenes que mostraban, no me pude aguantar. Me bajé inmediatamente el Apophysis y me he pasado un fin de semana disfrutanto como un enano. Ahora me doy el gustazo de compartir con ustedes un poquito de los resultados obtenidos en mi primer contacto con este programa.

Firma

Bien se podría convertir en una imagen pequeña y utilizarla de firma para los documento.

Neurona

con un axón bien definido, muestra las líneas del pensamiento

Pensamientos

¿Cuántas veces hemos oido la expresión de "se me iluminó la bombilla"?

Noche de San Juan

Jugando con fuego en la noche de las brujas

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Antonio,

recordando los memorables dias en el piso de estudiante de Avenida Madrid o Felipe de Paz, siempre he pensado que trabajando juntos o bien hubiéramos hecho furor o bien nos hubiéramos divertido mogollón cada uno a su bola. No hay nada más creativo que dejarse llevar por la imaginación, no crees? Y en eso pienso que ambos seguimos siendo un par de niños grandotes jugando al científico loco...jejeje
Venga te dejo un enlace bonito sobre fractales como regalo:

http://www.geometriafractal.com

tic616 dijo...

Bonitos fractales. Sin llegar a tu grado de disfrute, yo siempre me quedo fascinado/pillado cuando veo fractales.

Gracias por la cita.